La apertura como herramienta creativa en fotografía

0 Posted by - April 12, 2013 - Blog, Técnica

El propósito principal de la apertura, junto a la velocidad de obturación, es regular la cantidad de luz que pasa a través del objetivo y alcanza el sensor de la cámara (la película, si realizamos fotografía analógica). Esto la convierte en uno de los vértices del triangulo de la exposición. Pero, lo más interesante para la mayoría de los fotógrafos es el potencial creativo de los ajustes de apertura y velocidad de obturación. En este artículo, vamos a explorar algunos métodos para sacar provecho a la apertura.

Apertura y profundidad de campo
Muchos de vosotros ya dominareis los ajustes de apertura, pero permitidme recapitular un poco. El aspecto creativo de la apertura es que nos permite controlar la profundidad de campo:

  • Una apertura grande (como f2 o f4) reduce la profundidad de campo.
  • Una apertura pequeña (como f11 o f16) aumenta la profundidad de campo.

Hay otros factores que también tienen efecto sobre la profundidad de campo. Tenlo en mente mientras lees esta entrada y ves el efecto que producen en las imágenes que lo ilustran:

  • Lo cerca que estés del sujeto principal de tu fotografía. Este es probablemente el factor principal.
  • La distancia focal. Cuanto más distancia focal, menos profundidad de campo obtendrás en una apertura dada. Esto está provocado, en parte, por la perscpectiva de la lente y el tamaño del sujeto a fotografiar dentro del marco de la imagen.
  • Cuanto más grande sea el sensor de tu cámara, menos profundidad de campo obtendrás en una apertura dada. Por esta razón, fotografías tomadas con una cámara de formato completo (full-frame) tienden a tener una profundidad de campo menor que las tomadas con una cámara compacta, ya que estas últimas suelen tener el sensor de menor tamaño.

Retratos
Ahora echemos un vistazo a cómo podemos poner estos principios en acción. Una de las técnicas más conocidas es utilizar una apertura grande para desenfocar mucho el fondo cuando se está realizando un retrato.

A esta técnica se la denomina enfoque selectivo. La idea es que el foco se centre en los ojos del sujeto a fotografiar y seleccionar una apertura grande. Esto consigue que los ojos y parte de la cara estén enfocados, mientras el resto se queda fuera de foco. Las dos imágenes que verás a continuación, son un ejemplo de lo expuesto anteriormente:

Esta primera, se tomó con la apertura en f4 usando un objetivo de Zeiss Planar 85mm montado en Nikon D700.

Nikon D700 + Zeiss Planar 85mm a f4. © Clifton Beard

Nikon D700 + Zeiss Planar 85mm a f4. © Clifton Beard

Esta otra se realizó con la apertura en f1.8, la más grande disponible en el objetivo Nikkor 85mm que se ha usado.

Nikon D90 + Nikkor 85mm a f1.8. © David Wan

Nikon D90 + Nikkor 85mm a f1.8. © David Wan

Puedes observar una gran diferencia. La distancia focal otorga una perspectiva plana y la gran apertura permite tomar fotografías con un maravilloso bokeh (esta palabra describre la calidad de las zonas desenfocadas en la imagen).

Los objetivos de focal fija, o prime lenses en el mercado anglosajón, tienen aperturas máximas mucho más grandes que los objetivos zoom. Si no tienes un objetivo de focal fija, solo este motivo es suficiente para que te plantees adquirir uno. El potencial creativo de los ajustes de apertura amplios te abrirá los ojos a una nueva manera de ver y tomar fotografías. No es necesario hacer grandes desenbolsos monetarios. Los principales fabricantes disponen en sus catálogos de objetivos fijos de 50mm por menos de 130€. Un objetivo de 50mm montado en una cámara APS-C es también perfecto para fotografíar retratos.

Si tienes un objetivo zoom, puedes obtener un buen bokeh con este truco:

Acércate lo máximo posible al sujeto a fotografiar, y alejale también lo máximo que puedas del fondo. Esto ayudara a que tu objetivo obtenga una profundidad de campo lo más plana posible.

Fotografía macro
Puede que recuerdes que la profundidad de campo (PDC) disminuye cuanto más cerca esté del sujeto a fotografiar. Esto es muy importante en la fotografía macro, en dónde la PDC es muy reducida y no es probable (a menos que uses técnicas de post-producción como focus stacking, o apilamiento) que puedas tener enfocado todo el sujeto, ni siquiera con una apertura de f22.

Nikon D300 + Tokina 100mm f2.8 Macro a f8. © Andy Leo Photography

Nikon D300 + Tokina 100mm f2.8 Macro a f8. © Andy Leo Photography

Canon EOS 450D + Canon EF-S 60mm f2.8 Macro USM a f8. © Riccardo Meneghini

Canon EOS 450D + Canon EF-S 60mm f2.8 Macro USM a f8. © Riccardo Meneghini

Eso está bien, personalmente lo prefiero así, ya que me permite tener muchas áreas fuera de foco en las imágenes. Incluso prefiero usar un ajuste de apertura amplio para que solo una parte del sujeto a fotografiar esté en foco. Las dos imágenes de arriba se tomaron con focales fijas por esta razón (la superior con un 100mm y la inferior con un 60mm).

De manera alternativa, puedes disminuir la apertura (ajustar un número f más alto) para obtener imágenes con más profundidad de campo.

Fotografía de paisaje
En la fotografía de paisaje con frecuencia debes tomar un enfoque opuesto con respecto a la distancia focal y la selección de apertura. La mayoría de los fotógrafos de paisaje usan grandes angulares y aperturas pequeñas, como f11 o f16, para asegurar que toda la escena esté enfocada.

Esto tiene un efecto secundario interesante si tenemos en cuenta que las mejores fotos de paisaje son tomadas con poca luz (la calidad de la luz es mejor) y con ISOs bajos (para una calidad de imagen máxima). Esto, invariablemente, significa que se necesita una velocidad de obturación lenta para obtener la exposición correcta (y un trípode para sostener la cámara).

Canon EOS 5D Mark II + Canon 17-40 f4 a f11. © Sacha Fernández

Canon EOS 5D Mark II + Canon 17-40 f4 a f11. © Sacha Fernández

Las velocidades de obturación lentas son también una excelente manera de conseguir ser creativo (la foto de arriba fue tomada con una velocidad de obturación de 400 segundos). La selección de apertura no es muy emocionante, pero sí lo es lo que puede hacer con la velocidad de obturación. Te recomiendo este excelente artículo sobre el uso de la velocidad de obturación (en inglés).

Como hemos visto, la apertura es mucho más que controlar la cantidad de luz que pasa a través del objetivo. Es una herramienta creativa que los buenos fotógrafos utilizan para crear bellas imágenes.

Es un buen ejercicio considerar el efecto de utilizar diferentes ajustes de apertura cuando se toma una fotografía. Con las cámaras digitales es muy fácil de experimentar con diferentes valores y ver los resultados inmediatamente en la pantalla LCD. Esto te ayudará a decidir qué opción es la más eficaz para el sujeto que estás fotografiando.

La manera más fácil de controlar la apertura es utilizar el modo de prioridad a la apertura de tu cámara (Av en el selector de modos de Canon y A en el de Nikon). En este modo, se establece la apertura y la sensibilidad ISO, y la cámara ajusta la velocidad de obturación de forma automática (si necesitas una velocidad de obturación mayor, puedes aumentar el ISO).

Visto en Picture Correct Photography Tips & Technics

No comments

Leave a reply